Latest Updates

Read about all the latest developments in the ocean protection movement.

 

El "Trío Mortal" que Amenaza a Los Océanos

Oct. 04/13

El calentamiento global, la desoxigenación y la acidificación del agua podrían causar una masiva extinción de especies marinas, peor que la ocurrida hace 55 millones de años. "La próxima extinción masiva de especies podría haber empezado", señala un informe publicado por el Programa Internacional Sobre el Estado de los Océanos (IPSO, por sus siglas en inglés) y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, siglas en inglés).

Estamos viendo cambios más grandes, ocurriendo más rápido, y con efectos más inminentes de lo que habíamos anticipado. La situación debería ser de gran inquietud para todo el mundo

Director científico del Ipso, Alex Rogers

El documento alerta sobre una acidez sin precedentes en el mar, causada por una excesiva absorción de emisiones de dióxido de carbono que calienta las aguas más de lo normal: unas 30 gigatoneladas por año, al menos 10 veces más que las que precedieron a la anterior gran extinción de especies en la Tierra, 55 millones de años atrás.

El fenómeno también se explica por las aguas residuales y los desechos agrícolas lanzados al mar, los cuales aportan nutrientes y pueden hacer que proliferen las algas que reducen los niveles de oxígeno.

De acuerdo a los organismos, dicho grado de acidez en el océano no se veía desde hace 300 millones de años y sus previsiones apuntan a una pérdida de oxígeno en los mares del mundo de entre 1% y 7% antes de 2100, particularmente en las regiones tropicales y las zonas del Pacífico norte.

"La salud de los océanos está decayendo mucho más rápido de lo que pensábamos", advirtió el director científico del Ipso, Alex Rogers. "Estamos viendo cambios más grandes, ocurriendo más rápido, y con efectos más inminentes de lo que habíamos anticipado. La situación debería ser de gran inquietud para todo el mundo", añadió.

El documento revela que la acidificación amenaza a los organismos marinos que usan el carbonato cálcico para construir sus esqueletos, como los corales que forman arrecifes, los cangrejos, las ostras y algunos plánctones vitales para las redes de alimentación marinas.

Los corales podrían dejar de crecer si las temperaturas se incrementaban en dos grados centígrados y se empiezan a disolver a 3 grados, según el estudio.

La sobrepesca también preocupa a los científicos. En el informe expusieron que la situación mundial de los recursos pesqueros es "muy alarmante" y el agotamiento de los caladeros supone una amenaza para la seguridad alimentaria.

El documento señala que la "continua sobrepesca" está disminuyendo la resistencia de los ecosistemas marinos y que, a pesar de que algunos organismos hablan de mejoras en algunas regiones, las políticas para gestionar la pesca "siguen fracasando" y no consiguen parar el descenso de existencias de especies importantes.

Reconoce que algunas especies se han recobrado y que hay avances, pero solo en países desarrollados como los de Europa y de América del Norte, lo que representaría un 16 % de la pesca mundial.

Alude a las cifras de la Organización de las Naciones Unidas de para la Agricultura y la Alimentación (FAO) de 2012, según las cuales un 70 % de las especies de todo el mundo se explotan de manera "insostenible" con el medio ambiente.

Cita otro documento de la FAO, según el cual el 60 % de los países obtiene un "suspenso" en cuanto a pesca responsable.

El Programa Internacional sobre el Estado de los Océanos y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza proponen tomar medidas urgentes, como reducir los gases de efecto invernadero hasta niveles previos a la revolución industrial, eliminar los subsidios gubernamentales a la pesca que contribuyen a la explotación excesiva, y prohibir técnicas de pesca destructivas, como las redes de arrastre que llegan hasta el fondo.

Según los organismos, su reporte es incluso de mayor gravedad que el mostrado por el más reciente informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de las Naciones Unidas, el cual prevé que el nivel del mar subirá entre 26 y 82 centímetros antes de 2100.

Photo courtesy of My Maldives by Andrew Harrison